Cuentitis aguda

martes, febrero 06, 2007

Ricitos de Oro y los tres osos (y III)

bodegónMesa lista para que llegue Ricitos de Oro.

"Ricitos de Oro y los tres osos" (a veces conocido por "Los tres osos") es un cuento infantil publicado por primera vez en 1837 por el poeta inglés Robert Southey. Southey nació en Bristol en 1774, lo que congratulará a algunos de los lectores de Cuentitis Aguda. En la versión del Bristoleño no aparecía Ricitos de Oro, si no una anciana que era quien se comía el porridge (la sopa de avena), rompía la silla y dormía en la cama del oso pequeño. Doce años después de la publicación de Southey, la vieja fue sustituida por una niña por Joseph Cundall, por aquello de darle moralina a la historia. Sucesivas versiones de la historia van cambiando el nombre de esa niña, y Ricitos de Oro (Goldilocks) aparecerá por primera vez en 1904 en la historia sobre los tres osos publicada en el libro Old Nursery Stories and Rhymes.

Versión de SutheyEn la versión de Southey
Ricitos de Oro aun no había tomado el elixir de la juventud.


Joseph Jacobs publica otra versión del cuento (1890) en el que el intruso no es una anciana, sino un zorro. Según Jacobs esta vesión es más antigua que la de Southey, aunque Jacobs la publica después que el Bristolian.
En versiones antiguas de la historia de los tres osos, los palmípedos no son miembros de una misma familia, sólo se dice que viven los tres juntos en una misma casa y que son de distintos tamaños, lo de hacerles padre, madre e hijo es una cosa bastante más moderna.
En todas las versiones del cuento de los tres osos, se presenta a los animales como refinados y educados, pacíficos, vegetarianos (no se habla de que se quieran comer al intruso, ellos comen porridge). Los osos son las víctimas y el intruso (Ricitos de Oro, anciana o zorro) es considerado un mal educado.
Al final del cuento Ricitos de Oro simplemente huye de la casa de los osos, no es castigada por sus actos. La historia no acaba con un final feliz del estilo "fueron felices y comieron perdices" como suele ser en la mayoría de los cuentos de hadas. Versiones más modernas de la historia hacen que Ricitos de Oro pida perdón a los osos e incluso que se haga amiga del oso más pequeño.

despertarNo te acerques tanto hijo, a ver si te va a hacer daño.

En astronomía existe un fenómeno o teoría de Ricitos de Oro (Goldilocks Phenomenon) que consiste en las condiciones perfectas de tamaño y temperatura (ni demasiado frio ni demasiado caliente) para que se den ciertas propiedades, por ejemplo, la Tierra está en la situación perfecta para que el agua sea líquida y la atmósfera mediana que tiene hace que esa agua pueda fluir.
En 1946 el compositor, actor y pianista de jazz Bobby Troup escribió la canción The Three Bears, basada en el cuento de Ricitos de Oro. La letra de la canción la podéis ver aquí, no he conseguido encontrar la canción original de Troup en internet.

Bugs Bunny 1944Bugs Bunny también quiere comer porridge.

6 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home