Cuentitis aguda

martes, noviembre 07, 2006

El príncipe rana (y II)

El Príncipe rana es uno de los cuentos de hadas más conocidos, no tanto por la historia en sí sino por la imágen de la rana con corona y de la transformación rana-príncipe, que quizás sea mas famosa que la de "Un hombre-lobo americano en Londres". La versión más popular sobre el coronado anfibio es la que escribieron los hermanos Grimm (1785-1863 y 1786-1859).

El cuento en sí es bastante breve, pero deja un montón de cabos sueltos, un montón de sub-historias que no se llegan a desarrollar. Y los personajes son tan interesantes que merecen un análisis individualizado.

rana coronadaTransformación más delicada.

Príncipe Rana.
Aunque en el cuento de los Grimm no aparece con corona, muchas veces se le representa con ella, por si a la princesa no le parecía evidente la sangre azul que corría por las venas de la rana.
Pero, ¿por qué motivo el príncipe había sido transformado en rana? ¿Habría sido una transformación pasional? ¿Una venganza? ¿Y quién habría sido el desalmado o desalmada en hacer los pases mágicos para convertir a un real heredero en un real sapo? ¿Sabría la rana que el hechizo que le hacía ser verde y de ojos saltones se desharía estando cerca de la cama de la princesa, o simplemente quería un rollete con ella?

Princesa.
La cría mas egoista, inmadura y malcriada con quien se podría haber topado el príncipe rana.
Que la chica tiene dinero es evidente, ¿quién podría tener una pelota de oro macizo para jugar?. También es un poquito maleducada, pues está constantemente despreciando a la rana. Parece mentira que se le recompense su incumplimiento de promesas con la transformación de la rana en un príncipe atractivo. Aunque en las versiones del cuento más modernas el encantamiento se rompe gracias al beso de la princesa, en el cuento de los Grimm es la violencia de ésta, y en otras versiones de la historia es simplemente el dormir junto a la joven lo que hace que el príncipe recupere su forma humana.

princesa con pataleta¡Puag, qué asco! ¡Una rana!.

Rey.
Este buen hombre intenta hacer que la princesa se comporte como una señorita cumpliendo la promesa que le dio a la rana, pero parece ser que no se da cuenta de que con esta actitud, lo que está haciendo es empujar a su hija a meterse en la cama con un desconocido. Para que luego digan que para los padres ningún hombre es merecedor de sus hijas.

Heinrich.
Llegamos al momento cumbre. El único personaje de la historia que tiene nombre, y que incluso llega a dar nombre al cuento (el cuento de los hermanos Grimm se titula "El príncipe rana o Heinrich el fiel" unas veces, y "El rey rana o Heinrich el férreo" otras). Pero cómo es posible que dé nombre al cuento si casi ni aparece en la historia, ni su papel es importante (es más, hasta podría prescindirse de él). Sólo puede significar una cosa: que el criado realmente tenía un aquel con el príncipe. Alguna relación tiene que tener con él, no parece posible que un criado pueda necesitar atar su corazón con hierros porque su amo se vuelva sapo. Estos dos tenían un lío, seguro.
Ahora que lo de los médicos de la época no tiene nombre. ¡¿A qué tipo de doctor se le ocurre prescribir una intervención quirúrgica para poner hierros alrededor del corazón?!. ¡Vaya una idea de bombero-torero!. Y como eran las cosas en aquellos tiempos, menuda infección que se podía haber pillado el pobre hombre. Y ya no digo nada de cuando se le soltaron los hierros.

3 Comentarios:

  • Pues la verdad, entre el padre que te empuja a acostarte con la rana, y el padre de Griselda, me quedo con el de la rana....por lo que hemos visto, es el mejor padre de cuento.......

    Como nos podian dejar leer estas cosas de pequeños?Vamos, al lado de esto, los Heroes del Zodiaco parecen los hermanos pequeños de Bambi...

    Por Anonymous Di, el 08 noviembre, 2006 13:49  

  • Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    Por Anonymous Anónimo, el 10 noviembre, 2006 10:24  

  • apoco nos dejan leer cosas de niños

    Por Anonymous Anónimo, el 02 abril, 2014 20:00  

Publicar un comentario

<< Home